Servicios funerarios en Capital y G.B.A.


Cómo superar el duelo

¿Cómo ayudar a los niños cuando se produce un óbito en la familia?

  • Cuando se produce una defunción en el entorno familiar generalmente nadie sabe que decir o como comportarse para que los niños comprendan lo ocurrido. Se plantean muchas dudas, temores, mitos y más de una vez no se sabe cómo actuar.

Funeraria Sapienza le entrega este análisis con algunas de las dudas más comunes y sugerencias de cómo ayudar a que los niños comprendan el fallecimiento.
Mar y cielo
¿Cómo explicarles que es un fallecimiento?

  • Es muy importante que esta explicación se dé en términos sencillos, que sea comprensible y verídica. No dude en usar la palabra “fallecido”. Por ejemplo, podría sentarse con el niño y decirle: “Mira, ha ocurrido algo muy triste, a papá (o quién sea) le dio una enfermedad muy rara, los doctores no pudieron curarlo y ha fallecido. Nadie tiene la culpa que haya fallecido. Lo vamos a extrañar porque lo queríamos mucho y él nos quería a nosotros”.

  • Es conveniente explicar, además, que ni él (el niño) ni el resto de su familia, en especial padres y abuelos, morirán por el solo hecho de enfermarse.

  • Deje que le haga preguntas. Puede que le diga: ¿Qué quiere decir fallecido?

  • Se le puede decir: “fallecido significa que el cuerpo ha dejado de funcionar, que ya no puede hacer lo que hacía antes, no puede hablar, no puede oír ni sentir nada, es como cuando un juguete se queda sin pilas”. El concepto más importante es que no lo veremos más.

¿Qué es lo que no se debe decirle al niño?

  • No es conveniente decirles que el fallecido se ha ido porque ha tenido que hacer un viaje muy largo.

  • Uno de los principales temores de los niños es el ser abandonados, sobre todo cuando ha fallecido uno de los padres. Decirles que una persona se ha ido a realizar un viaje largo puede provocar angustia o sentimiento de desamparo cuando cualquier familiar, en especial padres o abuelos, se ausenten unos días.

  • Tampoco es conveniente decir que quién ha fallecido está durmiendo.

  • Los niños tienden a interpretar las cosas literalmente. Si equipara el sueño al deceso es posible que desarrollen el miedo a dormirse.

¿Deben asistir a los velatorios?

  • Es importante en este caso tener en cuenta los sentimientos de los chicos. Si no quieren ir no los obligue ni los haga sentir culpables por no hacerlo. Si quieren ir hay que darles una descripción detallada de lo que sucederá como por ejemplo: “habrá un ataúd, estará abierto o cerrado, posiblemente habrá gente llorando porque están tristes. “Una vez más deje que pregunten. Además, asegúreles que se podrán ir cuando quieran.

¿Cómo reaccionan los niños ante un fallecimiento?

  • Es común que los niños se sientan responsables del fallecimiento de un ser querido. posiblemente que en algún momento el niño haya tenido una “discusión o desencuentro con la persona fallecida”. Puede llagar a creer que sus pensamientos a palabras hostiles hayan provocado la defunción. Es conveniente explicarles que los pensamientos o las palabras no hacen que la gente se enferme o fallezca. Si el chico es muy pequeño puede ser que lo tenga que repetir varia veces.

¿Se debe ocultar la pena que nos invade a los niños?

  • En estos casos, llorar delante de los niños es algo que debe tomarse como normal, por otra parte, resulta prácticamente imposible ocultarles nuestros sentimientos de tristeza. Los chicos suelen ser muy perspicaces y si algo está mal normalmente lo perciben. Si lo ven exteriorizando su dolor verán que es normal afligirse y, en ocasiones expresar los sentimientos.

  • Tenga en cuenta todas nuestras recomendaciones. Nos preocupamos por su bienestar y el de los suyos. Si necesita más información sobre los servicios funerarios o de orientación no dude en llamarnos. Estamos en Ciudad de Buenos Aires.

Cuando requiera de nuestros servicios, contáctenos al e-mail:

info@funerariasapienza.com